Ironía

Origen

del latín ironia, "burla fina y disimulada".

Explicación

Dar a entender lo contrario de lo que se dice.

Ejemplos

Existen siete clases:

  • antífrasis: dar a algo un nombre que indique cualidades contrarias ("Peludo", a un calvo);
  • asteísmo: fingir que se vitupera para alabar con más finura ("A vos te falta mundo", a un viajero);
  • carientismo: usar expresiones que suenan verdaderas o serias para burlarse ("Nunca oí algo tan certero", ante una frase desafortunada);
  • clenasmo: atribuir a alguien las buenas cualidades que nos convienen y a nosotros, sus malas cualidades ("Tu vigoroso estado atlético contrasta con mi débil figura", cuando en realidad es al revés);
  • diasirmo: humillar la vanidad del otro, recordándole cosas de que debe avergonzarse ("¿Qué otra cosa puede esperarse de un hombre que una vez se vistió de mujer...?");
  • mímesis: imitar a quien se quiere ridiculizar ("no quiero ye-yelección; quiero irme a mi Aniyaco")
  • sarcasmo: cuando la burla es tal que se convierte en un redondo insulto; el receptor no puede vengarse porque su condición merecería compasión antes que desprecio ("Quiero que Scioli me dé una mano...").
ℊd☈ipσl∣Liτεrατμx•cσm